viernes, 8 de abril de 2011

'Autobiografía apócrifa', de lugares comunes y fotos de Primera Comunión.



Diez años ha invertido el joven artista leonés Noé Bermejo en idear su ‘Autobiografía apócrifa’, una historia fabulada parecida a los espejos de feria, en los que el rostro se multiplica pero nunca es igual. La muestra se articula en una repetición infinita del mismo rostro, el del artista, disfrazado y reproducido indefinidamente, y por ello sustituible por el de cualquier otro en esos retratos familiares para los que todos tenemos una historia, un cajón, una cara garabateada o directamente recortada con torpeza.
sigue: la culturería (no nos constan los autores del texto y la foto)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada