domingo, 7 de noviembre de 2010

la ejecución entendida como una de las bellas artes.

Oleg Mavromati, performer o perturbado ruso, ofrecerá a partir de mañana la posibilidad de someterle a descargas eléctricas de intensidad progresiva, que pueden llegar a causarle la muerte en última instancia. la votación del público será la que determine el castigo progresivo y la ejecución o no del" artista". en fin, tenía que pasar, uno de estos dias... ...ya estaba tardando la vanguardia artística en ofrecernos esta, no por previsible menos innecesaria, vuelta de tuerca creativa... ¿interactivo y asín, no? ¿una acción radical de protesta contra la opresión del artista en la sociedad y tal, no? ¿defensa radical del derecho a la libertad de expresión artística y eso, no? amós no me jodas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada