viernes, 9 de marzo de 2012

debate sobre la ley sinde.


la primera denuncia contra la ley sinde
los ministros de cultura y la diarrea verbal o escrita. 
parece sintomático que los elementos designados para el cargo cultural sean, durante las últimas legislaturas de la bipartitocracia, sean letraheridos de escasa entidad y, secuencialmente, menores dotes: de césar antonio molina, catedrático afecto a contar su vida en volúmenes, se paso a una guionista de medio pelo, la inefable legisladora angeles sinde. el actual, wert, tiene un intachable curriculum como, oh, cielos¡¡¡, tertuliano de pro. de ahí a augurar que el próximo ministro de la cosa haya sido anteriormente al cargo, taxista, va un paso.  paso que no seré yo quien de.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada