miércoles, 5 de enero de 2011

¿emparedados de carne?.

lo de emparedarse vivo siempre queda un poco poe, edgar allan. sin embargo parece ser que fue medieval y católica, o cristiana, costumbre. no diré sana. de sádicas devociones místicas esta la historia del catolicismo llena, sean flagelantes, estilitas, penitentes varios e inquisidores. gregoria cavero presenta el libro inclusa intra parietes, sobre esta práctica terminal que no deja de ser curiosa y de mucho miedo, a la par. hay, y ha habido, gente . y habrá, suponemos buenamente. ¿y es que, como no tenían cine, las pelis de terror las hacían en vivo?. en alemania sigue vigente, la tal costumbre: jubilado alemán se empareda en su sótano


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada