jueves, 30 de septiembre de 2010

ayer en madrid:

se puede decir más alto, pero no más claro. y si vergüenza dan algunos de los que promovieron la huelga, más vergüenza dan los que no se sumaron y sus argumentos. no me refiero, claro, a los que no se podían sumar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada