miércoles, 9 de septiembre de 2009

manifestaciones del único dios verdadero:

en tanto que creyentes no necesitamos evidencias tangibles de su pastosa existencia. aun así su divina gracia, el monstruo volador de espaguetis nos bendice, desde la más remota antiguedad, con sus manifestaciones donde y cuando le sale de las albondiguillas. alabado sea, ramen.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada