domingo, 15 de marzo de 2009

el manga antes del manga

¿que tienen que ver los estilos gráficos japoneses uyiko-e y el manga? muchas cosas, nada nace de la nada, pero el nexo más importante es que ambos se imprimen (salvando las diferencias/deficiencias tecnológicas) y su difusión popular/masiva. aquellos polvos, entonces, nos trajeron, afortunadamente, estos lodos. no voy a entrar en profundidades, ya que eso lo hace el erudito blas de sierra de la calle, con mayor amenidad, detalle, solvencia y conocimiento de los que yo pueda hacer alarde, en el catálogo del la exposición "yoshitoshi y su escuela" cuya lectura es un regalo por concisa, documentada y minuciosa. esta exposición estará hasta el 19 de marzo en botines. un recorrido, casi completo, por uno de los períodos/estilos más fructíferos de la iconografía japonesa, cuyo impacto en el desarrollo del arte europeo de los siglos xx y anteriores es indiscutible, sin olvidarnos de mencionar su continuidad actual en géneros como el manga, anime, etc... ...centrándonos en la notable exposición que nos ocupa, y por ponerle un fallo, no incluye nada del estilo abuna-e, subgénero sexualmente explícito y desinhibido de la citada escuela, cuya derivación actual seria el hentai. pero nadie y nada es perfecto.
el concepto uyiko-e, que se puede traducir como el mundo flotante, transitorio si nos ponemos en plan budista, es la expresión del momento, del instante: la flor de un día, las flores del tiempo que proyectan la sombra, efímera, de la eternidad.
recomendamos: un artista del mundo flotante de kazuo ishiguro

coda:
últimamente ando con la paranoia (justificada, si bien es cierto que no tengo el dudoso honor de ser el primero en quien se inspira este "literato") de que cualquier cosa (frase, idea) que escriba me la va a intertextualizar luis artigue, que por no saber no sabía que miles davis era trompetista ni quien era unica zurn hasta hace apenas un mes- y eso que es experto en jazz y poesía. hay que joderse con los expertos- oh¡ pues...). pero esta es otra historia y deberá ser contada en otro momento, pero seguramente en este lugar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada