sábado, 17 de enero de 2009

las cuentas del gran doctor

esperemos que, yo también soy de letras, no me salgan como a almudena grandes. pero siete millones de € (7.000.000 €) divididos entre ciento treinta y cinco mil (135.000) visitantes salen a cincuenta y un € (51,8 €)(gracias a JT por la correción, juas) por visitante. en dos palabras: im presionante. teniendo en cuenta que en esa cifra (actualmente rebajada) es muy posible que no estén incluidos otros conceptos (mantenimiento, sueldos del staff, viajes, cenas, fiestas, publicidad, estancias pagadas de críticos y otros arcos del triunfo) y aunque es cierto que ahorrar, ahorran en empleos no cualificados (recepcionistas, vigilantes, limpieza) que son explotados por agencias de empleo temporal, ¿tendré que ser yo quien diga que es un gasto desproporcionado e irracional? eso sin entrar a valorar el precio real/actual de los famosos fondos (700 piezas, 153 "artistas": 4,5 obras por beneficiado a un costo sin determinar pero seguro que inmoderado. eso sin hablar de que el elenco de artistas es reducido y el promedio de obras por artista, excesivo) que no creo que se ajusten, al día de hoy, a lo que se pago por ellos. yo sigo siendo de la opinión de que a este elemento, sr. don rafael doctor, habría que regalarle a modo de cordial despedida, una auditoría de su gestión y una tasación (independiente) de los citados fondillos. dicho sea sin acritud de ningún tipo. como en todo timo (y el musac ha sido la enésima versión del timo de la estampita) no hay que hacer responsable solo al timador/timadores. también el timado (junta de CyL) tiene su vergonzante y dolosa cuota de culpabilidad.
no hemos sumado a esta aproximación un prorrateo del desmedido costo del colorista contenedor que alberga este dislate, porque nos podíamos cagar encima de la impresión, mismamente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada