miércoles, 16 de julio de 2008

impresiones

Decía Virgilio que él daba a luz a su poema a la manera de la osa, que da forma a sus cachorros lamiéndolos. En efecto, la verdadera fuente del arte reside en el corazón de quien la crea, siendo concebida muchas veces en una hora feliz, a partir de un impulso interior desconocido en ocasiones por el mismo artista. Muchos perseguimos el imposible, y queremos escapar de una realidad cotidiana y vulgar que nos oprime el espíritu. Entonces cerramos los ojos, entramos en el lenguaje del sueño, tratando de acceder al inconsciente para encontrar las formas que nos puedan servir como instrumento de revelación. Y para ello es necesario ir más allá del hecho plástico, para ello es necesario en definitiva, alcanzar la poesía. Pues es la poesía el arte de evocar y sugerir sensaciones, emociones e ideas. Carmen García Suárez ( León, 1966)

colaboración para "la palabra pintada"


el laberinto

la flor

cambio de brisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada